DUODÉCIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
CICLO "A"


Primera lectura: Jeremías 20,10-13
Salmo responsorial: Salmo 68
Segunda lectura: Romanos 5,12-15


EVANGELIO
Mateo 10, 26-33

           26Conque no les cojáis miedo, porque nada hay cubierto que no deba descubrirse ni nada escondido que no deba saberse; 27lo que os digo de noche, decidlo en pleno día, y lo que escucháis al oído, pregonadlo desde la azotea. 28Tampoco tengáis miedo de los que matan el cuerpo pero no pueden matar la vida; temed si acaso al que puede acabar con vida y cuerpo en el fuego. 29¿No se venden un par de gorriones por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo caerá al suelo sin que lo sepa vuestro Padre. 30Pues, de vosotros, hasta los pelos de la cabeza están contados. 31Conque no tengáis miedo, que vosotros valéis más que todos los gorriones juntos. 32En conclusión: Por todo el que se pronuncie por mí ante los hombres, me pronunciaré también yo ante mi Padre del cielo; 33pero al que me niegue ante los hombres, lo negaré yo a mi vez ante mi Padre del cielo.